logo

¿Cuáles son los significado de los salmos?

imagen destacada del post: ¿Qué son los salmos y qué significan para los cristianos?

Los salmos son una de las partes más conocidas y queridas de la Biblia. Se trata de una colección de 150 poemas y canciones que expresan la fe y la esperanza de los creyentes en Dios, así como sus sentimientos de alabanza, gratitud, súplica, arrepentimiento, confianza y consuelo.

Los salmos son una fuente de inspiración y de oración para los cristianos de todas las épocas y lugares, que los usan para alabar a Dios, pedirle ayuda, confesarle sus pecados, agradecerle sus beneficios y meditar sobre su palabra.

¿Cuál es el origen de los salmos?

Los salmos se originaron en el antiguo Israel, entre el siglo XI y el siglo V a.C. La mayoría de ellos se atribuyen al rey David, que fue un gran músico y poeta, aunque también hay salmos de otros autores, como Moisés, Salomón, Asaf, los hijos de Coré y los levitas.

Los salmos se escribieron en hebreo, y se usaban para acompañar el culto en el templo de Jerusalén, así como para la devoción personal y familiar. Los salmos se fueron recopilando y ordenando en cinco libros, que forman parte del Antiguo Testamento. Los judíos los llaman Tehilim, que significa “alabanzas”, y los cristianos los llaman Salmos, que viene del griego psalmos, que significa “canto acompañado de instrumentos”.

¿Qué mensaje tienen los salmos para los cristianos?

Los salmos tienen un mensaje universal y atemporal para los cristianos, ya que revelan el carácter y la voluntad de Dios, y muestran la relación entre Dios y su pueblo. Los salmos nos enseñan a:

  • Alabar a Dios por su grandeza, su bondad, su fidelidad y su salvación. Los salmos nos invitan a reconocer y a celebrar las obras maravillosas de Dios en la creación, en la historia y en la vida personal. Los salmos nos animan a expresar nuestra admiración y nuestro amor por Dios con palabras, con música, con gestos y con acciones. Los salmos nos ayudan a adorar a Dios con todo nuestro ser, con alegría y con reverencia.
  • Pedir a Dios por nuestras necesidades, nuestras dificultades, nuestros pecados y nuestros enemigos. Los salmos nos enseñan a confiar en Dios y a acudir a él en todo momento, especialmente cuando nos sentimos solos, afligidos, perseguidos o tentados. Los salmos nos muestran cómo orar con sinceridad, con humildad, con fervor y con esperanza. Los salmos nos recuerdan que Dios nos escucha, nos responde, nos perdona y nos libra.
  • Agradecer a Dios por sus bendiciones, sus milagros, sus promesas y sus intervenciones. Los salmos nos inspiran a dar gracias a Dios por todo lo que nos ha dado, por todo lo que ha hecho, por todo lo que ha dicho y por todo lo que ha cumplido. Los salmos nos motivan a testimoniar ante los demás las maravillas de Dios, y a invitarlos a que también le den gracias y le alaben. Los salmos nos hacen conscientes de la bondad y la misericordia de Dios, que duran para siempre.
  • Aprender de Dios sobre su ley, su voluntad, su sabiduría y su justicia. Los salmos nos iluminan a entender y a amar la palabra de Dios, que es una lámpara para nuestros pies y una luz para nuestro camino. Los salmos nos orientan a seguir los mandamientos de Dios, que son perfectos y que nos dan vida. Los salmos nos aconsejan a evitar el mal y a hacer el bien, que nos traen paz y felicidad. Los salmos nos advierten sobre el juicio de Dios, que es justo y que recompensa a cada uno según sus obras.
  • Esperar en Dios por su reino, su mesías, su gloria y su venida. Los salmos nos llenan de esperanza y de fe en el plan de Dios, que se cumple en Jesucristo, el hijo de Dios y el ungido de Dios, que murió por nuestros pecados y resucitó por nuestra salvación. Los salmos nos revelan las profecías y los rasgos del mesías, que es el rey, el siervo, el sacerdote y el pastor de su pueblo. Los salmos nos anticipan la victoria y el reinado de Cristo, que es el Señor de todos y que volverá a juzgar al mundo y a establecer su reino eterno.

Los salmos, una escuela de oración

Los salmos son una escuela de oración, que nos enseña a comunicarnos con Dios de una manera personal, profunda y sincera. Los salmos son una fuente de inspiración, que nos ayuda a expresar nuestros sentimientos, nuestras emociones y nuestros pensamientos ante Dios.

Si quiere conocer el significado de todos los salmos puedes revisar los siguientes artículos: